REFLEXIÓN ACERCA DE LA UTILIZACIÓN DE LAS TIC´s

Las nuevas tecnologías (Internet y los dispositivos móviles) han modificado el estilo de vida de las personas y facilitado el funcionamiento de la sociedad.

Sin embargo, no están exentos de peligros… pueden incurrir en un abuso y una adicción a las mismas ¿Cómo saberlo? Presta atención si…

  • Prefieres una conversación on line a una en persona…
  • Se multiplican las horas que habías pensado dedicarle a la consulta de RRSS
  • Si por consultar las redes demoras actividades esenciales (comer, ducharse, etc…)
  • Privarse de dormir, reducir horas de sueño
  • La expresión de quejas por el uso del Internet por parte de familiares cercanos. Si los/las que te quieren se quejan de que no les atiendes
  • Pensar en la red continuamente aún y cuando no se está conectado y molestarse cuando la conexión falla o es lenta
  • Pretender restringir el tiempo de conexión, pero sin alcanzarlo y olvidar el tiempo de uso
  • Falsear sobre el tiempo real que se está conectado o jugando a un videojuego
  • Alejarse socialmente, estar irritable y bajar el rendimiento en los estudios
  • Sentirse emocionado y con una aceleración anómala cuando se está delante de la computadora

Es posible que lo que empezó como una experiencia esporádica sin aparente importancia, pase a convertirse en el centro de la vida de la persona, de tu vida.

¿Sabes cuanto tiempo inviertes “cara a la pantalla/s”?

  • Comunicándote por WhatsApp/ Telegram/email/llamadas…
  • Viendo Instagram
  • Viendo Facebook
  • Consultando Twiter
  • Con apps tipo “tik-tok”

¿Y qué me puede pasar si son muchas las horas que paso delante de una pantalla?

A nivel físico…

  • Lesiones por movimientos repetitivos
  • Tensión muscular
  • Sobrepeso u obesidad debido a la cantidad de horas sin realizar actividades físicas
  • Insomnio (¡¡no poder dormir cuando quieres!!)

A nivel psicológico…

  • Llamada imaginaria. Oír varias veces el sonido del móvil sin que te llame nadie…
  • Nomofobia. Angustia por no poder usar el móvil
  • Depresión del Facebook. Cuando te deprimes por tener pocos amigos/as o cuando comparas tus fotos y tu vida con la de otros/as y te parece que lo tuyo “no es tan guay”
  • Efecto Google. Tu cerebro se vuelve “vago” para   recordar información por la facilidad de encontrarla en internet en cualquier momento
  • Síndrome del doble check relacionado con el Whatsapp. Cuando te has dado cuenta que la persona recibió tu mensaje y no contestó, pero ha estado conectada después de leerte y no te ha contestado o está “en línea” pero no responde y eso te altera sobremanera y no puedes evitar estar pendiente de ello

El programa «Conductas Adictivas» se lleva a cabo gracias a la financiación a cargo de la partida del IRPF Vicepresidència i Conselleria d’Igualtat i Polítiques Inclusives

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *